Chile v/s Qatar

Doha1908

¿Por qué no somos más ricos que Qatar? Comparemos:

Qatar era un pequeño y miserable país que obtuvo su independencia recién en 1971, cuando nosotros ya llevábamos 150 años de organización política y económica. Su territorio (tan pequeño como la isla de Jamaica) es sólo estéril desierto y dunas, con temperaturas que bordean los 50º, que lo convierten en uno de los lugares más inhóspitos del planeta. Tenía petróleo, que era extraído y vendido desde los años 40, pero no en cantidades significativas. La empresa americana “Shell” hizo estudios de suelo y descubrió enormes reservas de Gas Natural, pero lamentablemente en esa época sólo podía ser transportado en su estado natural gaseoso mediante tuberías (gasoducto), y Qatar está tan lejos de todo, que era poco rentable y peligroso construir tuberías tan largas, así es que no se investigó más. Parecía que su economía estaba condenada al estancamiento, hasta que recién en 1995, su gobernante fue destituido por su propio hijo mientras vacacionaba en Suiza. El nuevo monarca estaba determinado a sacar al país de la pobreza y llevarlo al desarrollo. Convencido de que debían explotar el recurso más abundante con que contaban, invirtió importantes sumas de dinero en investigación científica para desarrollar un nuevo sistema que transformara el gas a un estado líquido. Al conseguirlo, invirtió en construir enormes y modernas plantas de extracción y tratamiento de gas natural, el que ahora podía enviar a todo el mundo en barcos como se hacía con el petróleo, que también fortaleció y expandió. Una vez que comenzaron a enriquecerse, crearon un gran fondo de inversiones, que hizo enormes negocios inmobiliarios y de todo tipo, dentro y fuera del país, generando más riquezas para el estado. Además se preocuparon de adquirir acciones en grandes empresas multinacionales, liberar completamente el comercio y permitir el lucro en todas las actividades. El Estado no fija ningún precio ni cobra impuestos a sus habitantes, y no tiene la cantidad de cargos políticos que hay en Chile; existe total libertad de emprendimiento y ganancias. Además, tanta libertad económica hace que todas las empresas deseen invertir en Qatar, lo que aumenta la riqueza y los sueldos. Siendo mayormente musulmanes, también hay libertad de culto y es considerado uno de los países más pacíficos y libres de delincuencia según la ONU.

En sólo 40 años, desde la miseria, logró convertirse en el país más rico del mundo, por lo que sus habitantes ya no pagan por la electricidad, el agua, la salud o la educación, aún cuando existe salud y educación privada con fines de lucro muy exitosa, y hay importantes subsidios para la vivienda. No obstante, siempre hay reportajes que critican este “culto por el dinero”. Mencionan que el ser tan ricos les trae innumerables problemas, como la presión que significa no saber que empleo elegir cuando se gradúan de la universidad (pero antes nadie podía estudiar), o que tantos edificios y autos de lujo les hace perder el contacto con la naturaleza (que antes era desierto), o que los niños tienen un creciente nivel de obesidad (antes era desnutrición).

Pero su gobernante sabía que el petróleo y el gas no son eternos, por lo que hace más de una década ya se encuentran empeñados en preparar el país para suplir la futura falta de su principal recurso, modificando completamente el paisaje otrora desierto, construyendo enormes y bellos rascacielos, invirtiendo en Hotelería de lujo, puertos, autopistas, grandes aeropuertos, centros de negocios, modernos hospitales y centros de investigación científica, aún cuando se espera que el petróleo les dure unos 40 años más, y la reserva de gas es todavía más grande.

 

¿Y qué hizo Chile en ese MISMO período?

Democrática y pacíficamente votó por un gobierno Socialista que destruyó la economía y dejó al país al borde de una Guerra Civil. Sufrió luego un golpe de Estado que instauró una dictadura militar caracterizada internacionalmente por el atropello a los derechos humanos; esta misma dictadura sentó las bases de una economía liberal que tuvo un alto costo social, pero que recuperó al país y comenzó a dar frutos cuando el Dictador ya se había retirado. Los gobernantes posteriores mantuvieron el modelo de libertad económica y apertura comercial, lo que hizo crecer la economía a tasas nunca vistas (7%), siendo Chile catalogado como el “Jaguar de Sudamérica”, sin embargo, no logramos consolidar el crecimiento, y paulatinamente se transforma el modelo para comenzar una orientación más Socialista, haciendo crecer los gastos del Estado, aumentando sus miembros, sus diputados y senadores, aumentando sus sueldos, creando nuevos y costosos cargos políticos, bonos, beneficios, y despilfarrando el dinero de los contribuyentes en cuanto privilegio se les ocurriera. Instituciones como Gendarmería, Salud, Transporte (Metro-Transantiago), Sename, Codelco entran en crisis por mala gestión, aún cuando sus directores ligados al gobierno reciben suculentos pagos y fuertes indemnizaciones vitalicias después de su retiro. Se conocen escándalos de corrupción en políticos de todos los partidos, incluyendo a empresas y familiares directos por lado y lado. Para pasar desapercibidos, se promete al “pueblo” Bonos y gratuidades de todo tipo, con lo que se ganan el cariño de los votantes que creen estar siendo tomados en cuenta. Se aumenta los impuestos, con lo que cae la inversión y la economía comienza a contraerse. El país deja de crecer y comienza a endeudarse para tratar de cumplir con las gratuidades que prometió. El Gobierno habla de “Bajar de los patines” a quienes prosperen más para no generar “desigualdad”. Comienza una corriente Igualitarista fuertemente influenciada por el Partido Comunista que ahora es pieza fundamental del Gobierno. Y en la última campaña presidencial surgen voces que piden abolir la Constitución por una hecha por “el Pueblo”, prohibir todo tipo de lucro, “meter la mano al bolsillo” de los más adinerados, subir los impuestos a las empresas, aumentar el sueldo mínimo a más del doble, volver las jubilaciones al “sistema de reparto”, dar universidad gratis para TODOS, etc.

 

En suma, teniendo mejores condiciones, más experiencia, historia, clima, suelo, cantidad de habitantes, diversidad de recursos naturales, potencial turístico, tamaño, estabilidad social, religiosa y de idiosincrasia que Qatar, fuimos unos necios que se vieron con un poquito de plata y quisieron darse la vida del oso. Los árabes privilegiaron siempre la inversión por sobre el gasto; investigaron, planificaron, trazaron una hoja de ruta, crecieron, se desarrollaron, se enriquecieron, siguieron invirtiendo, se diversificaron, construyeron, progresaron aún más, y luego de ser prósperos y sin pobreza, entregaron beneficios y gratuidades a su población sin poner en riesgo lo logrado. Y por si fuera poco, ahora se adelantan a lo que ocurrirá en 40 o 50 años sentando las bases de su futuro progreso. Nosotros en cambio, no estuvimos a la altura de las circunstancias y demostramos nuestra incultura, esa que clama por más feriados; la que tira licencias médicas para irse el fin de semana a la playa; la que faltó al trabajo por que estaba borracho, la que no paga la micro en señal de “protesta social”, la que inventó el “día sándwich”, la que se queda con el vuelto, la que se colude, la de “la toma” y la del encapuchado que destruye y saquea el kiosco del abuelito por sentirse tratado injustamente.

Argentina a principios del siglo XX fue el país más próspero de América y del mundo, pero le pasó algo parecido a Chile, y en el año 2000 su gente saqueaba las tiendas en busca de comida. Venezuela tiene las reservas de petróleo más grandes del mundo, pero apostaron por el Socialismo (que esta vez SI iba a funcionar) y hoy están en una crisis económica y social similar a Chile de los 70s.

Al parecer esto demuestra que los latinos debemos tener algún gen defectuoso, que nos impulsa a fallar el intento, a ponernos nerviosos y errar el penal, a cantar una canción y que nos salga un gallito, en fin, a que una vez que terminamos de defecar notemos que no había papel higiénico. Y lamentablemente esto termina siendo literal…

Anuncios

El Populismo explicado con un simple ejemplo

1006macrimadurog

Supongamos que eres una persona soltera, que trabaja, tiene un sueldo promedio (no eres rico), y le gustaría algún día comprar una casa o departamento pero no sabe cómo hacerlo. Un día conoces a alguien muy especial, quien te aconseja seguir un plan de austeridad en los gastos, no darse grandes lujos, abrir una cuenta de ahorro o inversiones en renta fija, trabajar muy duro e incluso iniciar algún emprendimiento para aumentar la capacidad de ahorro. Comparten los gastos, cuando salen a pasear no gastan más de lo necesario y las vacaciones son sólo por pocos días. La compra de vestuario y calzado se hace cuando es una real necesidad, compran al contado o en 1 cuota, el sistema bancario te tiene muy bien considerado por tu solvencia, y en general destinan los fondos a las necesidades realmente urgentes, ya que lo más importante es conseguir una vivienda propia pronto para no seguir gastando en arriendo. Pero tantas restricciones y esfuerzo han logrado por una parte, una muy buena cantidad de dinero en el banco, pero por otra, han hecho que la relación no prospere, ya que ves como todas tus amistades toman vacaciones caras, se divierten en lugares lujosos y compran la última moda, mientras tu pareja al parecer no te deja prosperar. Decides terminar la relación y dedicarte por fin a ti. Luego conoces a otra persona totalmente opuesta; te dice que has desperdiciado tu vida, por que trabajas demasiado duro, y tienes todo el derecho a gastar tu dinero como te plazca. Como aún no deseas endeudarte, tu pareja te recomienda comenzar a gastar el dinero ahorrado. Parten entonces a comprar la última moda, todos los zapatos que quieres (para ambos) y las vacaciones son al extranjero por varias semanas. También te recomienda arrendar un departamento más grande por que lo merecen. Incluso esa cirugía que siempre quisiste para sentirte mejor contigo mismo, ahora es posible, ya que lo importante es verse bien. Finalmente le compras a tu amor un auto nuevo pagando una parte con lo que quedaba de los ahorros y el resto asumiendo tú un crédito automotriz.

 Obviamente este nivel de vida ha hecho que tus ahorros desaparezcan, pero lo han pasado de maravilla, y se sienten más enamorados que nunca. Ahora bien, como tus gastos han subido y tus ingresos son los mismos, necesitas de alguna forma mantenerlos. Tu pareja te aconseja subir los precios en tu emprendimiento, lo que obedeces de inmediato, pero esto hace bajar tus ventas notoriamente. Como ahora estás obteniendo menos dinero, te aconseja volver a subir el precio, con lo que las ventas casi desaparecen; finalmente te pide bajar la calidad del producto para abaratar costos, lo que ahuyenta a los últimos clientes y el negocio se va a pique. Tu pareja te recomienda cerrarlo definitivamente ya que no vale la pena salvarlo y sólo te trae dolores de cabeza (recuerda que las preocupaciones no te hacen feliz). Como ahora tu situación se ha vuelto más crítica, las peleas comienzan, y no queda otra opción que endeudarse para poder salir a flote y mantener tus privilegios. Pero ahora debes sumar a los gastos, la deuda contraída, la que cada vez te cuesta más pagar. Finalmente pides sucesivos préstamos para pagar las cuotas de los otros, pero luego tu insolvencia hace que nadie más quiera darte crédito y tu economía entra en shock. Decides terminar con tu pareja, ya que no te sientes verdaderamente apoyado en la crisis y además te culpa a ti de todo lo ocurrido. Ahora estas solo, a punto de ser lanzado del departamento que arriendas y sin un peso. Pero en la desesperación conoces a otra persona, la que analiza tu situación y te recomienda como única alternativa posible una solución de último recurso: Declararte en quiebra personal, cambiarte a un departamento incluso más pequeño que el antiguo, disminuir tus gastos, vender tu auto, finiquitar a tus acreedores contrayendo un único crédito con bajo interés para pagar todas tus deudas y evitar que los intereses sigan subiendo. Tu aventura de derechos y ninguna obligación te trajo consecuencias que ahora arrastrarás por varios años, por lo que para salir airoso deberás dejar de vacacionar por varias temporadas y no podrás darte varios gustos que antes eran normales. Luego de varios años de privaciones, obediencia absoluta y disciplina, junto a tu pareja lentamente han conseguido revertir la situación. Has conseguido pagar tus deudas, vives en forma austera pero segura, ya no temes al embargo y pudiste reiniciar el pequeño emprendimiento que antes fructificaba. Incluso has vuelto a ahorrar una cantidad importante de dinero que nuevamente te hace pensar a futuro en la posibilidad de una casa propia, sin embargo sientes que algo no anda bien; tantos años de privaciones han hecho que la relación con tu pareja se deteriore; sientes que no se preocupa realmente de tu felicidad, y que no se esfuerza realmente por satisfacer tus necesidades como lo hacía tu antiguo amor, así es que finalmente un día decides terminar con la relación. Te sientes solo y vulnerable, pero conoces a otra persona, quien te apoya totalmente en tu decisión, mal que mal, el dinero es tuyo y es tu derecho salir a divertirte si quieres. Así es que te recomienda terminar con tus penas y comenzar a gastar tu dinero en lugar de ahorrarlo. Por fin se ha hecho justicia y la felicidad nuevamente golpea a tu puerta…

 

Esto también les ocurre a los países. Algunos gobernantes a los que llamamos POPULISTAS, te alientan a pensar que tu situación es la peor del mundo y logran que tu apoyes sus políticas centradas principalmente en el gasto y el endeudamiento para conseguir supuestos derechos; y mientras sientes que por fin alguien se preocupa de los pobres, no te das cuenta cómo el gasto más grande lo hace en si mismo y en sus camaradas políticos, formando una verdadera casta silenciosa de privilegiados que tu crees iguales a ti, pero que se han enriquecido paulatinamente gracias a tu ingenuidad. Esto convierte al país en un Estado enorme y despilfarrador, y con un forado en la economía que tarda años (o décadas) en sanar. Cuando crees que se han “ganado” ciertos derechos, piensa que no es tal si el descalabro de la economía produce el efecto inverso, como lo hemos visto muchas veces con los populistas de América y sus “buenas intenciones”, las que los vuelven millonarios mientras sus países sucumben por el hambre. El verdadero líder en cambio, siempre tiene la ingrata tarea de llegar a arreglar el problema, disminuir el tamaño del Estado y su costosa burocracia, poner restricciones, despedir (cuando la ley no se lo impide) a la excesiva cantidad de allegados políticos, que no trabajan y reciben sueldos millonarios (léase Javiera Blanco), quitar beneficios, y trazar un plan responsable a largo plazo que rara vez logra cumplirse, por que la gente obviamente lo ve como el malo de la película, y que no le regala las cosas que el otro sí le daba.

Lo más gracioso, es que siempre culpamos a alguien si las cosas van mal, cuando en realidad siempre somos nosotros los que lo elegimos a uno y otro.

La Destreza en el retrato

Un buen retrato no es aquel que tiene los ojos en su lugar, o la boca bien delineada, o el pelo con más brillos; un buen retrato es aquel que te hace olvidar que estas ante una tela, y por un momento te sientes observado por la figura representada. ¿Cómo es posible que una mirada pareciera “salirse” de su soporte para comunicarte una expresión de amor, odio, pena, en fin, sentimientos reservados sólo para seres de carne y hueso?

En ello tiene mucho que ver la destreza, aquella cualidad tan escasa que te hace lograr con un par de pinceladas bien puestas, lo que algunos artistas no logran con 30. Es muy frecuente que el pintor realista trate de representar cada detalle con una minuciosidad desesperante, que dicho sea de paso, logra sacar aplausos del público general por la gran habilidad demostrada. En el caso de los grandes maestros de la historia, vemos cómo lograban lentamente una excelente evolución que iba en sentido inverso; con los años, los detalles comienzan a desaparecer, dando paso a pinceladas mejor dirigidas, con más pintura y menos detalle; con más intención y menos temores, con más sentimiento y menos explicaciones. Es muy difícil lograr esto en nuestros días, por cuanto son pocos quienes estarán dispuestos a recorrer este lento proceso de maduración, que no se puede apurar, ya que el cerebro necesita una edad determinada para asimilar esta maravilla y poder reproducirla; lo vemos en Velásquez, quizá uno de los más grandes pintores que ha existido; a lo largo de su obra no es fácil notar diferencias entre cuadro y cuadro, pero si observamos los rostros de sus primeras obras, y los comparamos con los de sus últimas creaciones, la diferencia es enorme y clarificadora de lo que sostengo. Los detalles cada vez se esfuman hasta casi desaparecer; las líneas dan paso ahora a la mancha colorida, y los ropajes parecen una rápida anécdota que adorna al rostro. Esto es algo que debieran tomar en cuenta nuestros jóvenes talentos, para que no traten de acortar camino buscando el aplauso; para que sean pacientes y estudiosos de los antiguos maestros, por que su atención es digna de elogio. De esta forma, quizá logremos que nuestra obra sea merecedora de toda alabanza por su excelente soltura y expresividad. No en vano dijo Monet que Velásquez era “el más grande pintor que ha existido”, y que sólo por Velásquez, ya valía la pena visitar España.

 

¿Es la Desigualdad el problema?

Copia de niño_pelota_porteria

Debido a continuas publicaciones de la Fundación Sol, es que creo mi deber pronunciarme respecto de lo que considero el “mito” de la Desigualdad.

Obviamente existe desigualdad, pero ¿es realmente la causa de todos nuestros problemas sociales? Que Arturo Vidal o Alexis Sanchez sean tan exitosos, ¿es la causa de que algunos jóvenes jueguen en clubes pobres o pequeños? Si lográramos que dejaran de ganar tanto dinero, ¿aumentaría por esto el sueldo de los jugadores de “Deportes Melipilla”, por ejemplo?

Cuando le digo a alguien lo mal que está, lo injusto de su situación, lo mucho que lo comprendemos, y encima le indicamos que otro tiene la culpa, lo más probable es que ese alguien quiera que YO lo represente; es fácil obtener simpatías (y votos) de esta forma, pero eso no garantiza resolver el problema.

Lamentablemente los países con mayor desigualdad están en África y Sudamérica, pero, ¿Qué pasa con los más igualitarios como Noruega? Pues no lo son por que los ricos ganen mucho menos que acá; es por que los pobres tienen una mejor calidad de vida que los acerca a los más ricos (no es lo mismo ser pobre en Haití que ser pobre en Suecia) Venezuela actualmente es muy igualitario; ya no hay grandes empresarios explotadores ni multimillonarios, y ¿podríamos decir que viven mejor que nosotros que somos tan desiguales?

Pero ¿cómo hacemos para que los pobres subamos de nivel? Les aseguro que expulsando a Paulmann, Luksic o Solari no. Es más, tomando la riqueza de las 10 familias más ricas de Chile según la revista Forbes:

Luksic US$ 13.500.000.000 / Paulmann US$ 4.400.000.000 / Matte  US$ 2.500.000.000 / Piñera US$ 2.500.000.000 / Saieh US$ 2.500.000.000 / Solari US$ 2.400.000.000 / Ponce US$ 2.100.000.000 / R.Angelini US$ 1.600.000.000 / P.Angelini US$1.300.000.000 / Yarur US$1.200.000.000, nos da como resultado la exorbitante cifra de 31.500 millones de DÓLARES; pues bien, esa enorme cifra serviría para arreglar la vida de todos los chilenos… ¿o no? ¿Alguien se ha dado el trabajo de revisar CUÁNTO gasta nuestro gobierno? Pues bien, les cuento que son aproximadamente 60.000 millones de dólares de gasto público (http://www.emol.com/noticias/Economia/2016/09/30/824403/Presupuesto-2017-Sera-mayor-a-US60000-millones.html) , es decir, entre sueldos de Diputados, Senadores (y sus celulares), reforma educacional, pilar solidario de pensiones, bonos, gobiernos regionales, empleados públicos, indemnizaciones a exonerados políticos, conflicto mapuche, Sename, etc, el gobierno gasta el doble de esa cifra. Así es que si lográramos echar mano de sus riquezas, apoderándonos de sus empresas, podríamos sustentar estos gastos por APENAS 6 MESES. ¿Qué pasaría después? Habría que ver primero dónde metemos a todos los que trabajaban en sus empresas para no aumentar la cesantía. Nicolas Maduro lo solucionó contratando a todos en PDVSA, la empresa de petróleo de Venezuela, lo que la hizo tan cara e ineficiente, que ahora deben IMPORTAR petróleo del extranjero, por que les sale más barato.

¿Se imaginan al estado contratando a todos los reponedores, vendedores, promotores(as), cajeras, supervisores y aseadores que salgan de Falabella, París, Ripley, La Polar, Jumbo, Lider, Santa Isabel, Sodimac, Easy, Mall Plaza, Parque Arauco, etc? Y sólo mencioné al retail, (asumiendo que el Estado SI los contratará y encima les pagará lo mismo). Luego viene saber de dónde sacaré la plata para los otros 6 meses, agregando el problema de la cesantía.

La economía es algo serio, mucho más que unas personas diciéndote a quién debes odiar. Existe sin duda desigualdad, pero si los más pobres mejoraran su situación, no importaría qué tan desiguales somos. Multiplicando por 10 el sueldo de TODOS, el que gana 100 lucas ganaría 1 millón; el que ganaba 1 millón ganaría 10 millones; seguiríamos siendo tan desiguales, pero, ¿no mejoraría notablemente nuestra situación?  ¿O sería mejor dejarlos a TODOS ganando 100 lucas para que fuéramos más iguales?

Un alumno estudia con todas las comodidades y recursos de su buena situación y se saca un 7, mientras que otro muy pobre, de padre cesante, que no tiene ni siquiera un desayuno, se saca un 1. Una solución sería quitarle nota al más aventajado y que ambos quedaran en un 3.5, pero ¿sería lo más justo? Y además, ¿cambiaría la situación del más pobre para la próxima nota? Sólo lograremos que se acostumbre y que considere injusto a quien le quite este beneficio. Mejorando su situación, dando trabajo a sus padres, etc. le ayudamos en forma PERMANENTE, disminuimos la desigualdad, y actuamos con justicia.

Gobernar es complejo; requiere distintos enfoques más allá de los dogmas del partido, requiere SABIDURÍA de un líder que sea capaz de enmendar el rumbo si no es el adecuado; pero sobre todo, requiere responsabilidad de los GOBERNADOS, para no arrepentirnos de nuestra elección cuando nos lleve por un camino equivocado; de esta forma, es más probable tener a nuestros jóvenes entrenando en mejores clubes, sin sembrarles la envidia por Alexis Sanchez, sino deseando ser como él.

Arte sin Arte

Hace poco la internet propagó una noticia en la que se anunciaba a Enrique Jezic como el polémico ganador del premio BA-Petrobras de Artes Visuales en Argentina. La controversia surgía luego de describir cómo el jurado había decidido otorgarle el galardón por considerar un acto de rebeldía artística el hecho de que el artista no enviara ningún contenido en el E-Mail de participación (en blanco), siendo que luego él explicara que se debió a un desafortunado OLVIDO. No analizaré acá la realidad de esta difusión, ni el posterior (y convenientemente reparador) desmentido de los involucrados. Lo que me parece insólito es que siendo una información real o inventada, a tanta gente le pareciera perfectamente posible que ocurriera en nuestros días; a nadie le pareció extraño que un jurado tomara una decisión de esa naturaleza, y es por que ya nos tienen acostumbrados a tener que aceptar la cantidad de rarezas que ellos promueven, de manera que las instalaciones y performances más estrafalarias y vacías de contenido son pan de cada día, en un espacio que atenta contra quien manifieste desacuerdo. Se les acusa de ignorantes, de no aceptar un arte que los obliga a reflexionar, que son esclavos de la mímesis (palabra muy usada), no teniendo más opción que aceptar y celebrar puestas en escena francamente denigrantes. Una bolsa de basura que asemeja un gusano, la cual rodeó nuestro Museo de Artes más importante, es hoy uno de los “Hitos” de nuestra historia artística, sin embargo su autor (Pablo Langlois), admitió hace un tiempo que nació de manera fortuita mientras llenó bolsas con papel sin saber muy bien por qué. Deseaba “liberarse” de los conceptos que conocía, pero no le importaba idear un concepto pensado ni elaborado. Y nuevamente tenemos la conocida cantata de que “UN OBJETO CUALQUIERA ADQUIERE SU CARÁCTER DE OBRA AL SITUÁRSELE EN UN ÁMBITO MUSEAL, INTERVINIENDO UN ESPACIO PÚBLICO Y ESTABLECIENDO UN DIÁLOGO ENTRE EL DESECHO Y LA OBRA EN SI. El discurso surge nuevamente como única herramienta capaz de justificar lo injustificable, entregando las pistas que nos ayudarán a seguir siendo cultos mientras adoramos el becerro de oro del arte conceptual.

Una forma de arte conceptual

Al igual que tantas otras invenciones dentro del arte conceptual, nos encontramos ahora con el lanzamiento del denominado “Arte no visible”. Según indica su nombre, la idea es entregar al consumidor de arte un concepto en lugar de una obra propiamente tal, lo cual sería mucho más valioso, ya que sin necesidad de un objeto físico podemos ser parte del artista y de toda su imaginación e ideas vanguardistas. Lo interesante es observar como el público acepta pagar sumas elevadísimas por obras que sólo existen en la mente del creador.

Precisamente US$10.000 es lo que ha pagado Aimee Davidson (productora digital, experta en medio sociales, actriz y modelo) por la obra “Aire fresco”. Esta se define así: “Una pieza única. El aire que está comprando es como comprar un tanque de oxígeno infinito. No importa donde estés, siempre tienes la posibilidad de tomar una bocanada del más delicioso y limpio aire que la tierra puede producir. Cada vez que respiras te da una paz y salud infinita. Esta obra de arte es algo que puedes llevar contigo, porque donde quiera que estés te puedes imaginar que estás respirando el aire más fresco de la cima de una montaña, de un campo abierto o la brisa del mar. Es una fuente inagotable“.

La compradora declara sentirse identificada con el proyecto y “quería poner mi dinero donde están mis pensamientos. Algunos pueden llamarlo una estafa, pero yo lo llamo patrocinio artístico”.

Uno de los seguidores de este proyecto es el actor James Franco (“Spiderman”), quien junto al MONA (Museo de arte no visible) tratan de llevar el arte conceptual a un nuevo nivel.

Así, cuando un coleccionista compra una de estas obras, obtiene una tarjeta para colgarla en la pared vacía y de esta forma poder “describir la obra a su audiencia”. La magia creativa se produce cuando se traspasa la obra imaginada por el artista y su descripción, hasta la imaginación del espectador, tras leer la tarjeta que la describe.

El arte y la estupidez

Nadie mejor que Picasso para explicar la diferencia entre el arte y la estupidez:

 “En el arte la mayor parte de la gente ya no busca consolación y exaltación; aquellos que son ricos, sin ocupaciones, aquellos que destilan quintaesencias, buscan lo que es nuevo, extraño, novedoso, extravagante y escandaloso. Yo mismo desde el cubismo, y aún antes, he satisfecho a esos críticos con todas las cambiantes rarezas que se me pasaban por la cabeza, y cuanto menos entendían, más me admiraban. Me torné famoso divirtiéndome con todos estos rompecabezas, jeroglíficos y rebuscamientos.

 La fama para un pintor significa ventas, ganancia, fortuna. Hoy, como se sabe, soy una celebridad y soy rico; pero cuando me encuentro a solas conmigo mismo no tengo el corage de considerarme un artista en el elevado sentido clásico del término. Giotto, Tiziano, Rembrandt y Goya fueron grandes pintores; yo, en cambio, sólo soy una especie de actor de variedades, que ha entendido su tiempo, y ha explotado lo mejor que pudo la imbecilidad, la vanidad y la codicia de sus contemporáneos.

 Esta confesión es amarga, y mucho más dolorosa de lo que pueda aparecer, pero tiene el mérito de su sinceridad .-”

Picasso

citado por Renard Blanc en el articulo “El arte y la estupidez”, 9 agosto de 1986.